¿Qué comer antes y después de entrenar?

En muchas ocasiones nos planteamos qué tipo de alimentos debemos consumir antes y después de los entrenamientos para que todo nuestro esfuerzo llegue a buen puerto.

Ante todo, lo más importante es entender que cada persona es diferente, tiene unos hábitos diferentes y una forma de entrenar distinta. Por ello el mejor consejo es escuchar a tu cuerpo y ponerte en manos de un nutricionista para que te indique la dieta más recomendable para ti.

Cada deportista tiene unas necesidades energéticas concretas según su peso, estatura y la duración del ejercicio. Una dieta adecuada, tanto en cantidad como en calidad, es imprescindible para optimizar al máximo el rendimiento deportivo.

¿Qué comer antes de entrenar?

Nuestro consejo es que no hagas deporte con el estómago vacío, ya que necesitamos recargar los niveles de glucosa en sangre. Optar por alimentos de absorción lenta como las frutas, verduras, pan 100% integral o la avena es la mejor opción. Además, esto combinado con proteínas y grasas saludables te darán la energía suficiente para hacer un buen entrenamiento.

¿Qué comer después de entrenar?

Después de un entrenamiento tu cuerpo necesita recuperarse. Por lo tanto, lo que consume después de realizar este esfuerzo se utiliza para reponer sus reservas energéticas, estimular la síntesis muscular y evitar las posibles lesiones musculares en el proceso de recuperación.

Así pues, después del entrenamiento te recomendamos que consumas proteínas de origen vegetal como pueden ser: soja, quinoa, seitán, tofu, legumbres, arroz o semillas de chía, entre muchas otras.

Y recuerda: ¡no olvides de hidratarte! Porque como bien sabes, antes, durante y después de la actividad física es esencial mantenerse hidratado, lo mejor es agua fría ya que el cuerpo la absorbe más rápido que otros líquidos..

Dietas para deportistas: Recetas

  • Porridge. Avena hervida con agua o leche de avena sin gluten, aderezada con frutas frescas, frutos secos y canela.
  • Tostadas de pan de molde sin gluten con aguacate, salmón y queso fresco desnatado o con queso de untar, tomate, semillas y rúcula.
  • Latte Smoothie. Añades a la batidora una taza de la bebida vegetal que más te guste, un poco de café, chocolate en polvo, plátano y hielo. Lo bates todo junto y… ¡a disfrutar!
  • Granolas de avena sin gluten con bebida vegetal.  

Ahora, gracias a todas estas ideas ¡ya no hay excusas para no comer bien antes y después de cada entrenamiento!