¿Cómo sustituir la proteína animal por la proteína vegetal?

Cuando nos preocupamos e interrogamos constantemente acerca de la alimentación, siempre surge una cuestión imperante: ¿llevando una dieta vegetariana puedo obtener el mismo valor nutritivo que me aporta una dieta con carne?

Hoy intentaremos desgranar esta pregunta teniendo en cuenta que no hay una única respuesta concluyente, ya que todo depende de cada persona y de cómo esta se adapte a este tipo de alimentación.

En primer lugar hablaremos de cómo sustituir las proteínas de la carne ya que los otros nutrientes como las vitaminas, los minerales o los oligoelementos son mucho más abundantes en el reino vegetal que en el animal.

Un apunte teórico a saber es que un alimento que contiene los 8 aminoácidos esenciales – que son los únicos que nuestro cuerpo no puede fabricar por sí solo y por tanto, necesita recibirlos del exterior- decimos que es una proteína completa, y que tanto la carne, como los productos lácteos, los huevos y la soja lo son.

 

Legumbres con cereales

Una fuente de proteínas imprescindible, tanto por la dieta vegana como por la vegetariana,  son las legumbres y los cereales. Cuando estos se consumen juntos en una misma comida se duplica el valor nutritivo ya que el conjunto suma los ocho aminoácidos necesarios para formar proteínas completas.

Un ejemplo de cómo unir cereales con legumbres en un mismo plato lo encontramos en las culturas de tradición vegetariana como los mayas o los hindúes. Los primeros basaban su gastronomía en las tortillas de maíz (cereal) con alubias (legumbre). Mientras que los hindúes, mezclaban el arroz con lentejas y verduras (Daal).

Es interesante que tu despensa contenga productos tales como: la harina de avena sin gluten, el trigo, el centeno, la cebada, la quinoa, el maíz y el mijo. Los cereales es preferible que los consumas integrales ya que de esta forma conservan más nutrientes y si quieres que sean libres de gluten puedes encontrarlos en nuestra tienda Arlandria en el apartado de cereales sin Gluten.

 

Alimentos esenciales para una dieta vegetariana

Si crees que ha llegado el momento de hacer un cambio y empezar una dieta vegetariana, te hemos preparado una lista con los alimentos indispensables para la preparación de tus próximos menús.

Ten en cuenta que a partir de ahora la reina de tu cocina será la soja, ya que contiene por sí misma los 8 aminoácidos esenciales y porque no necesita acompañarse de otros alimentos para ser completa en cantidad y calidad. Otros alimentos que también son de proteína completa son el amaranto, el trigo sarraceno, las semillas de cáñamo, las semillas de soja, la espirulina o la quinoa. Esta última es un alimento de primerísima calidad con un aporte proteico similar al de la soja.  

Los frutos secos como las semillas de girasol, los anacardos, las semillas de calabaza, los pistachos o el sésamo son otros alimentos que poseen un alto valor proteico y que junto con las semillas y las frutas oleaginosas, como las nueces, te aportarán una buena dosis de proteína a tu dieta.

Finalmente, algunos de los productos veganos y ricos en proteínas que puedes encontrar en Arlandria, nuestra tienda de productos sin gluten online, son la harina de garbanzos, la bebida de avena sin gluten o los Wraps de quinoa sin gluten.

La Vitamina B12

Otra cuestión que también tendrás que tener en cuenta es que aunque las vitaminas son mucho más abundantes en los vegetales hay una en concreto que se halla en mayor cantidad en la carne. Esta es la Vitamina B12, o también llamada vitamina de la energía, y se necesita para la realización de múltiples funciones vitales como la producción de energía. A parte de la carne también podemos encontrarla en los productos lácteos y en algunas algas como la espirulina.

Si en tu caso prescindes de alimentos de origen animal, te recomendamos que consumas leche vegetal fortificada, levadura de cerveza o análogos de carne a base de proteína vegetal enriquecidos, así como cereales o barritas energéticas. Si en tu caso tienes una carencia notable de esta vitamina, es conveniente que tomes suplementos.Una alimentación vegetariana te aportará mucha más fibra que una dieta omnívora y consecuentemente una mayor limpieza de tus intestinos y tu sangre. Por último, te aconsejamos que antes de cambiar tu modelo de alimentación, adquieras toda la información que necesites para conseguir que sea un proceso fácil y saludable.